Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies cerrar
Imagen de sección

Noticias

Mas productividad en internet - Entrevista a Omar Rodríguez de BANDOG  - Más Productividad en Internet

Entrevista a Omar Rodríguez de BANDOG

Fecha: 24/07/2015

Entrevista íntegra a Omar Rodríguez Benito, de Bandog Fight Club  

Desde Gijón, en el Centro Deportivo Tíbet hace muchos años que se viene impartiendo la enseñanza de los deportes de contacto y fomentando su práctica. Dentro del Centro cabe destacar la trayectoria del Club Bandog, donde el Grappling, MMA y Jiu-Jitsu forman parte importante de la actividad diaria del gimnasio.

Omar Rodríguez, como fundador y actual timón de este barco que tanto ha aportado a la práctica de estos deportes tanto en nuestra región, como en el resto de España ha tenido la amabilidad de concedernos una entrevista que nos ayudará a comprender mejor este mundo tanto si nos es conocido como si tenemos curiosidad por conocerlo.



 

Omar, en la actualidad cada día hay más practicantes en las distintas disciplinas dentro del mundo de los deportes de contacto, pero nos gustaría saber cómo fueron tus inicios, ¿de qué manera llegaste a practicar por primera vez uno de estos deportes?

Tanto mi hermano como yo tenemos recuerdos de haber estado enredando en los gimnasios desde bien pequeños, incluso hay alguna foto por ahí pero no podría decirte una fecha exacta. Mi padre, Samuel Rodríguez era entrenador del Club de Lucha San Lorenzo y Director Técnico de la Federación Asturiana de Lucha así que ya desde críos nos llevaba por el gimnasio. Fue con 10 o 11 años cuando junto a nuestros amigos del barrio cuando empezamos a entrenar ya con regularidad, a participar en competiciones para niños y demás.

 

¿Por qué disciplinas pasaste después de la lucha olímpica?

Después de un parón personal en la lucha olímpica me interesé por el Vale Tudo que había aterrizado en España pocos años antes, esto supuso un cambio radical en mis métodos de entrenamiento, dado que en la lucha no se utiliza el golpeo tuve que complementar mi preparación practicando boxeo, kick boxing y muay thai. La escasez de competiciones de grappling hizo que participase en todas las competiciones que podía de Sambo ya que tiene varios puntos en común con la lucha olímpica.

 

Muchas novedades en poco tiempo, ¿no?

Bueno, estos son deportes en constante evolución, lo cierto es que no estaba yo solo y entre unos y otros fuimos haciendo cositas que con el tiempo empezaron a dar resultados. Practicando MMA empezamos con el Brazilian Jiu Jitsu, había poca gente que lo practicara en Asturias y eran un poco reacios al uso del kimono, a día de hoy tenemos que celebrar que cada vez hay más gente en esta disciplina. Pasamos de dar una clase con kimono de manera quincenal a hacerlo semanal y a día de hoy son 4 las clases semanales que damos clase con kimono. El Jiu Jitsu hay quien lo utiliza como deporte base, otros como complemento para el MMA, la cuestión es que poco a poco ha ido ganando importancia dentro de las disciplinas que practicamos.

 
 
 

 

En la actualidad existen varios gimnasios donde practicar estos deportes pero sabemos que cuando tú empezaste esto no era así. ¿Dónde te formaste?

En MMA empecé en el gimnasio Olimpic, aunque no podía asistir a todas las clases que me habría gustado ya que por aquel entonces trabajaba a turnos, así que fui complementando estas clases con las de  boxeo, kickboxing y muay thai; gracias a Borja (CD Tibet), Toni y tantos competidores que siempre estaban dispuestos a echar una mano en mis entrenamientos y a los que siempre estaré agradecido. A parte nunca he roto mi vínculo con la lucha olímpica y asisto siempre que puedo a los entrenamientos del Club San Lorenzo y el Grupo Cultura Covadonga.

En el Jiu Jitsu Brasileño empecé de manera un poco autodidacta, prácticamente haciendo grappling con kimono ya que por aquel entonces en Asturias no se daban clases de Jiu Jitsu como tal. Para mejorar y aprender más sobre esta especialidad fui a seminarios, hice viajes y  fue entonces cuando conocí a Cristiano Carvalho (Equipo Pitbull) con el que hubo buena sintonía desde el principio, empecé a recibir clases de esta disciplina y desde ahí hasta el día de hoy en el que representamos al Equipo Pibtull de Jiu Jitsu Brasileño.

 

Nos comentas que tu formación ha pasado por realizar distintos viajes a los gimnasios más importantes en las distintas disciplinas, coméntanos los que han sido para ti los más relevantes.

Todos los viajes han sido importantes y todas las personas con las que he compartido tiempo me han ayudado de una u otra forma. Sin duda me quedaría con mi paso por la central de Gracie Barra en Brasil, mi graduación a Faixa Preta (cinturón negro) de brazilian jiu jitsu, que obtuve en la Union Árabe, con el equipo Al Ain. Pero ya digo que de todos los viajes he vuelto con la sensación de haber aprendido cosas, he participado en muchos seminarios de lucha, MMA y jiu jitsu brasileño y organizado varios de ellos; algunos con gente destacada como mi maestro Cristiano Carvalho “Iron”, Alexandre “Pequenho” Nogueira, Reinaldo Ribeiro, Clarck Gracie, Mathias Ribeiro… la lista sería interminable.

 

¿De qué forma nace la idea de crear el Club Bandog?

A lo largo de estos años nunca he estado solo, siempre me he encontrado con gente que compartía mi inquietud por estos deportes y la misma curiosidad por aprender y mejorar, los mismos valores, etc. Así que después de empezar a dar clases de MMA en el Centro Deportivo Tíbet, allá por el año 2004 y apoyado por esta gente que comento decido fundar el Club Bandog. El proyecto fue creciendo y consolidándose, en Jiu Jitsu represento al equipo Pitbull Familia Carvalho, equipo liderado por Cristiano Carvalho, que es alumno directo del maestro Adilson “Bitta” Lima, circunstancia que para mí es todo un honor. Sigo Colaborando con la Federación Asturiana de Lucha, siendo el responsable de MMA y Grappling a nivel regional. Intentamos avanzar cada día un poco más y afortunadamente cada día somos más los que formamos parte del proyecto.

 

 

¿Qué es lo que hace diferente a Bandog de otros clubes de lucha?

La idea original nace de una diferencia en la manera de ver e interpretar estos deportes, por aquel entonces chocaba un poco con las de mis antiguos entrenadores de MMA, llegando a ser en ocasiones totalmente opuesta. Llegó el momento en el que para mí suponía un esfuerzo extraordinario luchar contra mi propia forma de entender los deportes de contacto y además me encontré con que otros luchadores compartían mis inquietudes. Con estas circunstancias y el apoyo de Borja (CD Tíbet) el Club Bandog ya se había materializado como un proyecto sólido.

 

Has mencionado en varias ocasiones a Borja y al Centro Deportivo Tíbet, preparador admirado y con una enorme reputación entre los amantes de estos deportes, ¿Cómo de importante ha sido esta unión en la evolución de Bandog?

Empecé a entrenar en Tíbet en el año 2.002, por aquel entonces me costaba compaginar mi trabajo con los entrenamientos y desde un principio conté con el apoyo incondicional de Borja que no solo me animó y orientó en cuanto a golpeo, que era la carencia que yo podía tener en un principio, si no que llegó a adaptar horarios e incluso a darme clases privadas siempre que las necesité. A día de hoy Tíbet y Bandog avanzan de la mano, Borja y yo tenemos una excelente relación personal y el gimnasio se ha involucrado totalmente con el club y su proyecto.

 

Si alguien que nunca ha practicado estas disciplinas estuviera interesado en conocerlas, ¿qué debería saber de Bandog?

Durante estos años nos hemos esforzado en poner al alcance de cualquiera tanto el MMA como el Grappling y el Jiu Jitsu. Por supuesto que nos gusta tener en nuestro grupo a luchadores con aspiraciones de competir, de hecho tenemos varios y muy buenos, pero esto no está reñido con que cualquiera que esté interesado en practicar con nosotros estos deportes será bienvenido independientemente de si es hombre o mujer, su edad o sus aspiraciones dentro de los deportes de contacto. Poco a poco se han ido uniendo chicas, gente muy joven y la prueba de que el sistema funciona es que están encantados de estar con nosotros. Los únicos requisitos de todo aquel deportista que quiera formar parte de Bandog es disponer del respeto, educación y nobleza imprescindibles para la práctica de cualquiera de nuestras especialidades.

 
 

¿Tenéis marcados objetivos ya sea a corto, medio o largo plazo?

Una constante desde que empecé en esto ha sido acabar con algunos tópicos que han impedido que nuestro deporte alcance la posición que se merece. Los deportes de contacto conllevan un esfuerzo, sacrificio y nobleza que no son demasiado comunes en otros deportes, sin embargo por un motivo u otro siempre ha resultado fácil para algunas personas situarlos en una posición de marginalidad, tildando a sus practicantes de “macarras” o violentos. Lógicamente son deportes de contacto, hay golpes, pero lo mismo que nadie cree que un futbolista va dándole patadas a un balón cuando va a hacer la compra o que un tenista se lleva la raqueta al cine es absurdo pensar que un luchador va dando golpes por la calle.

Otra de las cosas en las que tenemos especial interés es sumar más mujeres y niños a nuestras clases, afortunadamente cada día hay más pero entendemos que la práctica de estos deportes es ideal para ambos y la prueba es que quienes están con nosotros están encantados.

 

¿Qué nos puedes decir de vuestros proyectos más inmediatos?

Hemos celebrado recientemente nuestro III Desafío Bandog y tengo que decir que tanto la afluencia de público como la actitud de estos durante la velada nos empujan a mantener la ilusión de poder seguir organizándolo durante muchos años. A parte seguiremos con nuestros Campeonatos Internos ya que es una buena forma de introducir en la competición a los nuevos talentos del club y a quien desconozca la sensación de competir. Por otro lado tenemos en marcha la organización de entrenamientos exclusivos tanto para chicas como para niños y la constante de participar en toda competición de cualquiera de las disciplinas que practicamos.

 

Omar, muchas gracias por dedicarnos este tiempo, ¿quieres añadir algo más?

Me gustaría agradecer el apoyo recibido por parte de MAKAROV, marca deportiva especializada en MMA, LAST ROUND, marca especializada en deportes de contacto, KRAV MAGA GIJON y a Sidrería EL LLAVIANU. Al margen del apoyo como firmas tengo que destacar el trato personal, la implicación y los detalles que hacen que todos nuestros esfuerzos merezcan la pena.

Estoy también agradecido a mucha gente, a mi padre Samuel Rodríguez que fué el que me metió en este mundo, a Cristiano Carvalho, mi profesor de Jiu Jitsu, a los profesores que he formado como Joel Alvarez en MMA y Rodrigo Costa en Jiu Jitsu, ambos piezas clave en el equipo. A todos los miembros de Bandog, que aportan su granito de arena para que esto tenga vida y buenas perspectivas cara al futuro. A todas las personas que de una forma u otra me han ayudado en mi vida como luchador.

A todos los aficionados y amigos del club, que de forma incondicional nos hacen llegar su apoyo a través de las redes y con su presencia en las veladas y campeonatos.  y aprovechando, dar las gracias a MPI Asturias, por pasar a formar parte de la familia y sumarse a todos los demás.